09 febrero 2008

Mis demonios a la cara

Hace un rato entré en los momentos más depresivos de mi vida; viví un contacto directo con mis demonios; ambos nos miramos a los ojos, yo sin decir palabra, ellos escupiendo fuego.

Cada uno de mis miedos escondidos sonaron en sus palabras, escuche una repetición constantemente de frases que temo sean verdad.

"Si tu no vivieras, todo sería diferente"
"Eres una carga"
"No sabes, ni sabrás amar"
"Que irresponsable"
"Sin ti, tu madre habría sido feliz siempre"
"No sirves para nada"
"Jamás podrás ser buena"
"Nunca levantarías ni un dedo"
"Estás sola"
"Hablas mucho, quiero ver que hagas algo"

Giraron en mi cabeza una y otra, y otra vez. Tuve ganas de llorar y de gritar al mismo tiempo. Mis opciones se limitaron a buscar ayuda, peor como siempre cada vez que marco algún teléfono, nadie responde. Algo pasa. Creo que mis propios demonios me cierran el camino.

Quisiera decirque esto termino feliz, pero se reanimo al escribirlo. No creo matarlos, no puedo hacerlo de manera sencilla.

Sólo sé que necesito desmentirlos.

Logré callar sus voces aferrandome a la última pieza que me quedaba, música. Más frases, más voces y ninguna contra mi.

All you need is love.

Fuck! el amor me cerró las puertas desde hace un tiempo. Se encerró en su casa y no piensa salir.

Después me pusé a dibujar.

¿Qué salió?
Una jocker con otra mujer tatuada en la cara, muy probablemente la mujer que quiero ser.

Nada, quizás mi lucha personal va por otro lado...

Hoy, hoy no sé mucho de nada.

2 comentarios:

Té la mà Maria - Reus dijo...

deja de salir con hombres, beber como na cosaca y fumar porros, duerme algo y come veras el mundo de otra manera jajajaja

perdona, pero estos miedos y estos demonios los tenemos todos y hay que saber convivir con ellos

besotes mi cielo

Dummiest popcorn girl in the world dijo...

Si coma, ya no fumes porros xD